martes, 13 de junio de 2017

TIMBAL DE ARROZ CON LECHE, COULIS Y SUSPIRO DE FRAMBUESA, UN BRIGADEIRO Y HELADO DE CANELA - RETO VEOVEO

Día 13 y esta vez coincide que es martes, pero a pesar de esto espero que me traiga suerte. Para empezar bien el día os traigo un postre extra dulce. 

Así es como he resuelto el reto de este mes para el VeoVeo. 

Reconozco que la foto era muy difícil y he tenido que hacer un montón de elaboraciones para realizar cada uno de los elementos que ví en la imagen. El resultado deja un poco que desear pero por lo que podría haber sido estoy moderadamente contenta.

Hace mucho, muchisimo tiempo que tenía ganas de hacer arroz con leche. No lo había hecho nunca y la verdad es que no me extraña porqué se tarda un montón en hacerlo pero, en opinión de quienes lo probaron, quedó estupendo.

Cuando éramos pequeños teníamos una mujer en casa que vino a cuidarnos unos días porqué nació mi hermano pequeño y un día nos dejó arroz con leche para el postre.

No nos gustó a ninguno. Se ve que la pobre mujer lo hizo con leche condensada y quedó tan dulce que aquello era incomestible y no se mis hermanos, pero yo nunca más he vuelto a comerlo. Además el sabor a canela no es algo que me guste especialmente. Pero a los gemelos sí que les gusta y sobretodo a mi marido y pensé que esta era la receta ideal para ponerme a ello.

Espero que os guste!



Ingredientes:

Para los merengues:
100 gr. de claras de huevo a temperatura ambiente
125 gr. de azúcar blanquilla (la receta original lleva 225!)
Una pizca de sal
Una cucharadita de pimentón rojo picante 
Unas gotas de aroma de frambuesa

Para el arroz con leche
(cantidad: 1 litro aprox)

200 gr. de arroz redondo
200 ml. de agua
2,5 l. de leche de vaca fresca entera
1 limón grande ecológico
1 rama de canela grande
100 gr. de azúcar de caña bio
1 pellizco de sal generoso

Para el helado de canela
(cantidad: 1 litro aprox.)

240 ml. de leche entera
120 gr. de azúcar de caña bio
1/2 cucharadita de sal
480 ml. de nata para montar 35% MG
2 cucharaditas de canela recién molida
4 yemas de huevo mediano

Para los brigadeiros de chocolate blanco
(para 25 bolitas tamaño nuez)

100 gr. de leche condensada
10 gr. de mantequilla
50 gr. de chocolate blanco para cobertura
20 gr. de coco rallado

Para el coulis de frambuesas:
250 gr. de frambuesas de cultivo ecológico
1 a 3 cucharadas soperas de azúcar de caña bio

Para terminar el plato
Flores rojas de capuchina
Almendra molida
Hojas de hierbabuena

Te ayudará:
Una heladera
Moldecitos de papel para los brigadeiros
Aro de emplatar


Cómo se hace?

El día anterior

Los merengues

Poner las claras de huevo con una pizca de sal y el azúcar, en un cuenco al baño maría, removiendo todo el rato con las varillas hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Vigilar que el agua no toque el fondo del cuenco para que no cuajen las claras.

Frotar entre dos dedos un poco de la mezcla de claras y azúcar para comprobar que éste se ha disuelto completamente.

Precalentar el horno a 150ºC y forrar 2 placas de horno con silpat o papel de hornear.


Poner las claras en un cuenco frío y con la batidora de barillas eléctrica batir primero a velocidad 2 durante un minuto y luego ir subiendo hasta alcanzar la velocidad máxima. Batir durante unos 15 minutos, para que las claras pierdan temperatura y queden brillantes y firmes.

Dos minutos antes de terminar de batir añadir el aroma.

Poner la masa en una manga pastelera y escudillar los montoncitos de merengue encima del silpad o papel de hornear que tenemos preparado.

Poner el pimentón en un tamiz y espolvorear ligeramente por encima de los merengues y meter en el horno. 


Apagar el horno y dejar dentro del mismo sin abrirlo, unas 8 horas.

Despegar los merengues del silpad y reservar alejados de la humedad.

El arroz con leche

Lavar el limón y pelar la piel procurando no coger parte blanca para que no amargue.

Calentar dos litros de leche a fuego medio casi hasta el punto de ebullición. Apagar el  fuego y añadir la piel del limón y la rama de canela. Dejar reposar para que infusione.


En una cazuela poner el arroz con el agua y una pizca de sal y llevar a ebullición.

Cuando el arroz haya chupado toda el agua retirar el cazo del fuego. El arroz quedará duro, es normal.

Sacar el limón y la canela y pasar el arroz a la cazuela de la leche. Llevar a ebullición a fuego muy suave para que se vaya soltando el almidón y mezclando de vez en cuando para que no se pegue al fondo. Dejar cocer un hora aproximadamente.
Añadir el medio litro de leche que tenemos reservado y seguir cociendo a fuego muy muy suave otra hora más removiendo muy a menudo para conseguir que quede bien cremoso.


Cuando consigamos el punto deseado, teniendo en cuenta que cuando enfríe espessará, añadir el azúcar removiendo bien para que se integre perfectamente.

El azúcar se añade al final para evitar que se pegue o queme el arroz.

Dejar templar y guardar en la nevera hasta el día siguiente.

El helado de canela

Poner el recipiente de la heladora en el congelador.

Poner la leche, el azúcar, la sal, la canela molida y 240 ml. de nata en un cazo y calentar a fuego medio, removiendo de vez en cuando, hasta que el azúcar se haya disuelto y la leche esté bien caliente, sin que hierva.

En un cuenco grande poner el resto de nata y encima poner un colador. Reservar.

En un cuenco mediano batir las yemas de huevo.

Añadir la mezcla de leche caliente encima de las yemas, removiendo constantemente para que no cuajen.


Poner la mezcla en el cazo y calentarla a fuego bajo, removiendo constantemente para que la crema no se pegue. Estará en su punto cuando la crema se adhiera al dorso de la cuchara y al pasar un dedo deje un surco bien marcado, aproximadamente 5-8 minutos. 

Retirar del fuego y pasar la crema a través del colador. Mezclar con la nata hasta que quede bien incorporada y dejar en la nevera durante unas horas para que la crema esté muy fría.

Los brigadeiros de chocolate blanco

Poner la leche condensada y la mantequilla en un cazo y calentar a fuego bajo, removiendo constantemente hasta que la mezcla se despegue del fondo del cazo.


Retirar del fuego, agregar el chocolate blanco picado y mezclar hasta que se haya derretido totalmente.

Ponerlo en una bandeja honda de loza o cristal previamente untada con un poco de mantequilla.

Dejar templar. Cubrir con un papel film y guardar en la nevera unas horas.

El mismo día

El helado de canela

Verter la mezcla que tenemos reservada en la nevera dentro del recipiente de la heladora y dejamos mantecar una media hora. Poner el helado en un recipiente hermético, preferiblemente de cristal y reservar en el congelador hasta el momento de montar el plato.

El coulis de frambuesas

Limpiar las frambuesas y cortarlas a daditos. Poner a macerar unos 15 minutos con el azúcar en el mismo cazo dónde vayamos a cocinarlas.


Poner el cazo a fuego lento durante 15 minutos.

Dejar templar y reservar en la nevera.

Los brigadeiros

Untarse las manos con un poco de mantequilla y hacer bolitas.


Poner el coco en un plato y rebozar las brigadeiros en él. Colocar en moldes de papel y guardar en la nevera hasta el momento de servir.

Montaje del plato:

Poner el aro de emplatar en la base del plato y llenar con dos cucharadas de arroz con leche, presionando ligeramente con el dorso de la cuchara para que se asiente bien. 



Cubrir con una capa de coulis de frambuesa y espolvorear la almendra molida.



Distribuir tres suspiros de merengue y un brigadeiro.



Quitar el aro de emplatar con mucho cuidado.



Hacer una quenelle de helado de canela y acabar decorando con la flor de capuchina y unas hojitas de hierbabuena.


*   *   *


Con esta receta participo en el reto VeoVeo del mes de junio


foto de Blanca Vela.

Como siempre os dejo la comparativa, primero la foto original y después la mía.

Foto: Simon Oliver
Y la mía


Si queréis ver lo que han preparado mis compañeras de reto podéis ver el recopilatório aquí, y si queréis participar en el Reto VeoVeo me podéis mandar un mensaje y os incluyo. 


Si os gusta la cocina, improvisar, imaginar e idear este es un desafío de los que te hacen disfrutar ;-)